Archivo de la categoría: política

2×1 LAS PELOTAS

En la historia del orden visual pocas cosas van a superar el mar de pañuelos blancos en la Plaza de Mayo: una producción colectiva que la vanguardia menos ingenua ni siquiera hubiese imaginado.

panuelos2

 

Anuncios
Etiquetado , , ,

CUESTIÓN DE PESO

Por L.V.

Anoche, haciendo zapping, vi que atrás de cámara en los estudios de Intratables esperaba Rusconi, el abogado de Lázaro Báez. Me quedé a verlo, porque su capacidad para defender lo defendible me parece admirable. Una vez sentado abajo de los focos del set se dedicó a desarticular la batería de operaciones mediáticas que giran en torno al caso, concluyendo que Báez está preso solamente para que aporte datos que incriminen a la ex presidenta Cristina Kirchner. Dijo que es estudiado en la UBA como ejemplo de privación ilegítima de la libertad, con lo que dio inicio a la balacea de los panelistas: balas sin plomo que, una a una, dieron en ningún lado. Efectivamente, los Vilouta fueron quedando en evidencia, ta-tartamudeando lo que los demás días les sale fluido. Entonces Del Moro, al darse cuenta del chiste televisivo en el que se había convertido su programa, quiso bajarle el precio a la veracidad de los argumentos de Rusconi y le dijo con una risita:

– Es muy buen abogado, usted vale lo que pesa.

Rusconi lo miró de arriba abajo y le dijo también con una risa:

– Si digo lo mismo de vos vas al muere (léase: “yo soy gordo, pero vos valés dos kilos mojado”).

18199541_1895477474005616_4200433395061510170_n

Etiquetado , ,

TODO APARATO ESTÁ CONTENIDO EN OTRO DE SUPERIOR JERARQUÍA

Según Flusser “hay dos programas entrelazados dentro de la cámara: uno mueve la cámara para producir automáticamente las imágenes, y el otro le permite al fotógrafo jugar. Sin embargo, hay otros programas escondidos debajo de estos dos: uno compuesto por la industria fotográfica (que ha programado la cámara); otro compuesto por el complejo industrial (que ha programado la industria fotográfica); otro, compuesto por el complejo socioeconómico, y así sucesivamente”.

grafico_sistema_optico_plano_focal

Etiquetado , ,

“EL AMOR & EL ESPANTO” NO RENUNCIA

El 11 de abril se llevó a cabo el festejo por el aniversario de Bahía Blanca, a puertas cerradas. La plaza estaba vallada, Vidal ni siquiera la pisó. La llevaron en una combi hasta el hall de la municipalidad donde intentó dar un discurso de cinco minutos. Fue interrumpida por una chica que le reclamó sensibilidad social. Le dijo que su gobierno está por pagarle a los buitres con el hambre de la gente. Vidal habló de democracia sin prestarle el micrófono y el público/funcionario la aplaudió. Terminó con sus cinco minutos y salió disparada. La llevaba Biondini con una mano en la espalda. Las cruzamos cuando bajamos las escaleras y vimos en la gobernadora cara de espanto. Afuera se escuchaban las bombas de estruendo de las diferentes protestas: UOCRA, ATE, auxiliares docentes, CTA, CGT. Cuando con Gay pudieron escaparse (se fueron al polo petroquímico) se desarrolló el evento en la plaza Rivadavia: estatuas vivientes, danzas neo-gauchescas, el pibe que era cartonero y ahora es un teen-star, todo para un público absolutamente reducido: funcionarios, periodistas, militares y allegados al PRO. La gente: afuera.

1

2

valla

3

4

Sin embargo, la agrupación “El amor & el espanto” calladamente fue filtrándose y logró un acto de repudio a las políticas educativas y sociales del frente Cambiemos. Lograron montar una carpa amarilla (que pasó por PRO mientras esperaban para hacer la intervención) y después del discurso de Vidal desplegaron sus banners donde se pudieron leer los dichos nefastos de la última vicepresidenta del Consejo Escolar. Perdriel, así se llama, ante la queja por unas partidas de leche en mal estado que llegaron a jardines y escuelas había dicho que “El que tiene hambre come cualquier cosa”. Todos los integrantes de “El amor & el espanto” llevaban una remera con la cara de Perdriel y la palabra “RENUNCIÓ”. Atrás la consigna que promovían desde su evento en Facebook: “LECHE EN MAL ESTADO, ESTADO CON MALA LECHE”. Sacaron una olla popular y con una garrafa hicieron una chocolatada. Se la sirvieron al público/funcionario en unos vasos que tenían datos del ajuste que el gobierno de Macri viene llevando a cabo y repartieron folletos explicando que Perdriel es Cambiemos y que Cambiemos (más allá de la renuncia) es Perdriel.

5

6

8

carpa

Este es el volante que repartió el grupo “El amor & el espanto” junto con la chocolatada:

PALABRAS PODRIDAS
(esto es el PRO, esto es CAMBIEMOS)

Bahía Blanca, 11 de abril 2016

Adriana Perdriel, vicepresidenta del Consejo Escolar de Bahía Blanca y funcionaria del PRO, ante unas partidas de leche en mal estado que llegaron a jardines y escuelas declaró que “El que tiene hambre de verdad come cualquier cosa”. La frase, que deja a la vista su estatura ideológica, se corresponde con otras del mismo tenor como “Los hijos de los delincuentes van a seguir siendo delincuentes, porque lo tienen en los genes.”
Desde el colectivo político El amor & el espanto reclamamos su renuncia, que se hizo efectiva. De todas maneras, proponemos pensar la matriz que atraviesa su espacio político y que hace que alguien así haya ocupado un cargo tan sensible en materia social. Más allá de lo despreciable de la declaración, la anécdota se inscribe en un marco más profundo, en el que el Frente Cambiemos está llevando a cabo un recorte temerario en el cupo de los comedores escolares, descontando sueldos a 65 mil auxiliares docentes, estableciendo decretos que permiten la flexibilización laboral, reprimiendo la protesta salarial de la mano del titular de la Dirección de Escuelas de la provincia Alejandro Finocchiario, entre otros aspectos que se resienten con el recorte presupuestario, como el edilicio y la infraestructura.
En ese sentido, nos preguntamos ¿qué perspectiva de desarrollo social y educativo hay para la ciudad? ¿Hasta dónde llega el ajuste dispuesto por el gobierno provincial y nacional? ¿Qué grado de cinismo es este que manda a comer “cualquier cosa” a los chicos más pobres mientras transfieren recursos de los sectores más vulnerables a los más concentrados?
Una cosa grave es que haya leche en mal estado y otra más terrible aún es que haya un Estado mala leche.

El amor & el espanto. Cultura bahiense contra el neoliberalismo

Acá un video:

Etiquetado , , , , ,

LA DEMOCRACIA, ESCENA SADOMASOQUISTA

Por Mauro Fernández

cc

A diestra y siniestra, se repite que “así es la democracia”. La mayoría decidió que gobiernen ahora en la Argentina representantes del neoliberalismo, de los intereses del capital financiero y las grandes corporaciones, etc. Esto implica -en un amplio y profundo sentido- el violento descenso relativo de la calidad de vida de casi todos, y el beneficio sobrado para los pocos que ya eran dueños de casi todo. Tal elección -dicen casi todos- ha de ser sostenida por el período correspondiente y soportadas sus consecuencias, porque de eso se trata la democracia.

La inteligencia despótica sabe que lo institucional democrático puede ser instrumentado en políticas maquiavélicas, y que es posible evitar -al menos por un tiempo- las posibilidades de autodeterminación de la soberanía popular recordando al pueblo que con su voto habilitó las decisiones del gobierno. Aquí y ahora parece haber personas relativamente razonables que ya acusan el dolor por su propia decisión, y la sostienen pasivamente. Esa pasividad es avalada, incluso, por discursos de la oposición política: dicen que hay que organizarse para ganar las legislativas dentro de dos años y volver a gobernar dentro de cuatro.

“Vamos a volver”, se dice por aquí. “Hay que darle tiempo”, se dice por allá. La noción de alternancia política, que reduce mágicamente la historia a un ritual cíclico, parece estar signada por la estructura narrativa del videojuego: elijo un monito para que haga la tarea por mí y, si no me sirve, hay otros monitos disponibles esperando. Sucede que, fuera de la virtualidad, nadie puede hacer el trabajo por mí. Otro problema es que los avatares virtuales tienen muchas vidas, pero nosotros una sola. Como ya ha machacado la filosofía: “el futuro llegó hace rato, / llegó como vos no lo esperabas”.

¿La democracia se agota en el mero ejercicio del voto y, en el mejor de los casos, en la expresión de disconformidad por las promesas incumplidas? ¿La democracia consiste el elegir libremente en quién delegar completamente el poder público y, por lo tanto, la mismísima libertad? ¿La democracia es tan parecida a una escena del porno sadomasoquista? Es evidente que la democracia, así entendida, no es más que una sinécdoque de la resignación.

No se trata, por supuesto, de meras subjetividades anómicas. Hay condiciones culturales complejas que sostienen la funcionalidad de estas “democracias retrógradas”, cuya aceptación más o menos consensuada ha llevado años. Veamos algunas:

1) Herido gravemente el estado de bienestar, parece apropiado que la política ya no busque la igualdad sino la “igualdad de oportunidades”; se acepta, en lugar de la extensión de derechos igualadores, el derecho a competir. No es casual que los neoliberales estos que tenemos jamás olviden, a propósito de cualquier cosa, dedicar una frase al elogio de la meritocracia.

2) La interminable e instalada excusa de la seguridad para considerar y tratar a cada ciudadano como sospechoso en un estado con leyes en suspenso, el estado de excepción naturalizado por doquier. Tampoco es casual que nuestros disléxicos mandatarios y su eco mediático asusten cada cinco minutos con un imposible “narcoestado” que a todos nos atraviesa y al que hay que controlar a toda costa. En este contexto de “inseguridad” y crisis ficticia, no se trata de prevenir ni conformar reclamos sociales; reprimir los reclamos coincide con la suspensión de la vieja legalidad y corresponde al estado de excepción (Y, por supuesto, evita la posibilidad de la distribución de la riqueza).

3) El consumo voraz del presente en tiempo presente, propio de estas políticas de pretensión ahistórica, tiene su correlato cultural subjetivo: por algo nuestros niños ricos con tristeza promocionan espiritualismos de mercado, antirreligiosos, cortoplacistas y banales como “El arte de vivir”.

Se asocia lo democrático con un ejercicio de las libertades personales y públicas. Pero siempre pueden cuestionarse y profundizarse las condiciones de la libertad, la libertad siempre es condicional. La democracia ha demostrado que es más que lo que era, por lo tanto es esperable que vaya a ser más que lo que es.

Desde hace tiempo se entienden por democracia muchas otras cosas que exceden lo formal de su definición. Se trata de todas aquellas instancias que implican la extensión del poder soberano y sus consecuencias para la libertad de todos y la de cada uno: ampliación de derechos (incluyendo derechos colectivos laborales y económicos), actualización de procesos jurídicos, consideraciones específicas para minorías, mecanismos de participación, el derecho a la educación y la consecuente conciencia de las propias posibilidades de poder.

Aunque es sabido que el capitalismo bien funciona sin democracia, el matrimonio entre capitalismo y democracia formal ha resultado, hasta ahora, exitoso. Tal vez sus relaciones hayan sido sadomasoquistas pero, a su manera, funcionales. Parece sin embargo que las condiciones de la economía hegemónica actual requieren de un sometimiento cada vez mayor de la Sra. Democracia a su esposo el Sr. Capitalismo Financiero. Dicho de otra manera: la profundización democrática parece hoy enemiga del capitalismo. Estiremos la metáfora matrimonial: resulta tentador alentar a la Señora para que se divorcie de una vez de ese hijo de puta.

Se puede entender la democracia como un proceso inacabado que pretende solucionar las inevitables tensiones entre lo individual y lo colectivo, en un equilibrio siempre precario. Pero si, como sucede aquí y allá, la democracia formal no pude canalizar satisfactoriamente los reclamos sociales, habrá que pedir más de la democracia. Un representante demócrata es solamente aquel dispuesto a perder cada vez más poder para que aumente el de sus representados. La democracia es un ejercicio de soberanía, y es soberano aquél que ejerce el poder.

 

Etiquetado , , , ,

CRÓNICA DESDE LA ZOMBERA (II)

Por Rosa O´Henry

Con carita de virgos invaden los ministerios y toman notas. Encargan café y espantan los muebles mientras ponen jeta fea por las dudas. Las secretarias dan pasitos apresurados y demuestran orgullo, arrugan papeles viejos y proponen el cambio.
El Sultán de Ritmo mira sonriente a sus lacayos, cobran como negros, ponen cara de rubios y efectivizan órdenes con ahínco. Cada tanto cierran los ojos y se imaginan felicitados por algún carancho que abrió una escuela de meditación.
Una lluvia de lapiceras cae sobre los escribas que redactan resoluciones a rolete en pos de la alegría. Otros prefieren manos en los bolsillos y elijen el dictado desprolijamente mecanografiado por sus bobas facinerosas. La mesa quedo sin levantar y millones de datos avanzan sobre las migas, manchas de vino hay pocas, nadie llenó lo suficiente las copas y no derramaron.
La aurora los puso grandotes y con la tardecita se desinflan. Pero no hay nada como el deber cumplido: todo lo eliminable está en miras de no estar más, las cosas en su lugar, el yogurth en la heladera y los pibes de la esquina en los altos hornos. Sus hermanitas de sol a sol en talleres de costura.
Sí se puede, sí se puede, sí se puede, sí se puede… Sri Sri.

zombera 2

Etiquetado , ,

FIESTA MONSTRUO: OJOS DE VIDEOTAPE

El sábado 12 de diciembre de 2015 organizamos la FIESTA MONSTRUO en los Museos de Arte MBA-MAC, un festival de cortos documentales donde pasamos un pastiche preliminar y el capítulo de tv “Mundo Petróf”:

 

Etiquetado , , ,

CRÓNICA DESDE LA ZOMBERA

Por Rosa O`Henry

Gilda resucitó sólo para vomitar un poco y se enterró rapidito, los fanáticos se conformaron con la chica sobre ruedas. El hombre hizo lo que sabe: bailó. La coreografía muy sucinta y sin despilfarro de talento, acorde a los tiempos que corren o empiezan a correr. La jovencita lo miraba, dicen algunos, con estupor. También hay quienes dicen con admiración, con sorpresa, con incomodidad, orgullo, asco, intriga, sin deseo, etcétera, como siempre hay para todos los gustos. Eso sí, orgullosa en su tarea de sostener la banda (la doblaba como una bufanda) mientras su zombi se movía al ritmo de la aspereza vocal de su otra dama minusválida.
Algunos esperaban millones de zombis copando la plaza pública, no eran tantos pero también cantaban y bailaban con entusiasmo, con amor, con esperanza, todos juntos, sí se puede, sí se puede, sí se puede, sal si puedes…
Te juro que continuará.

zombie pro

Etiquetado , , ,

ALGO SOBRE APRETAR TECLAS

“Al apretar las teclas de mi máquina, toda mi existencia se concentra sobre las puntas de mis dedos. Debo al inventor de las teclas y al productor de la máquina esta libertad mía. Gracias a ellos, toda mi ‘interioridad’ fluye hacia las teclas, para concentrarse en ellas y después fluir hacia el espacio público a fin de alterarlo. De manera que apretar teclas es para mí el gesto de la publicación, de la libertad política en el sentido exacto del término. Y esto no es una mera sensación mía: es la sensación de todos los pulsadores de teclas, incluso la de los productores de tecno-imágenes”

(Vilém Flusser)

180908_1911307386501_899302_n

***

A este poder “publicador” y “creador” del apretar teclas (máquina de escribir, piano, filmadora) le opone un apretar menos entusiasta (tv, lavarropas, lámpara de escritorio). “Es difícil entusiasmarse por tales teclas, a no ser en publicidades que venden lavarropas. Estas teclas, lejos de entusiasmar, nos dan la sensación de que estamos actuando de manera programada”.

Etiquetado , , ,

DE LA IMBECILIDAD

Por M.Q. (para Estado actualizado)

massaCuando hace unos años sentí cierta empatía con el club Tigre en su paso por la copa sudamericana al jugar esa fatídica final contra Sao Pablo, pensé. Ojalá ese intendente kirchnerista que tanto apoyó a este club tenga el peso suficiente para hacer justicia aunque sea por el tremendo papelón que tuvieron que sufrir estos pibes y el bueno de Pipo Gorosito.
Lo había visto en alguna transmisión de fox seguramente, hablando con Niembro seguramente, en algún vestuario ganador por esa misma época y me llamó la atención la forma de hablar. Ningún problema grave, digo, no era Wado de Pedro o Néstor, pero sÍ había algo raro.
¿Quién vino como siempre a hacer justicia? Ella, la yegua. Una dama. Porque para ciertas manifestaciones tiene una sutileza inigualable.
Recuerdo una vez un discurso al pie del monumento a la bandera en Rosario donde hablaba de cómo había crecido la ciudad. No dejó pasar la oportunidad, de pronunciar “come gatos”, si bien dijo literalmente algo así como que se dice que en esta ciudad se come unos animalitos… Con mayor sentido del humor que un gordo Casero si se quiere. Nadie recogió el guante, éxito de ella.
Ahora recuerdo que con igual agudeza, no exactamente dónde pero es cuestión de googlearlo nomás, alguna vez comentó, como hace ella, como de entre casa, que cuando Boudou propuso estatizar las AFJP lo llamaron a Néstor (este sí con problemas en la dicción como también Wado de Pedro) con Massa y el que hablaba al teléfono era “Sergio”. Tenía como una risita, que es una risita que le sale cuando está nervioso, dijo ella, estaba nervioso y se reía mientras hablaba con Néstor de lo que había propuesto Boudou… Como un nene pensé yo, y no… como un imbécil. Ahí reconocí esa rareza al hablar de Sergio Massa, ese estertor de imbecilidad que se le escapa dejando torpemente al desnudo su burguesía, como cuando Fantino le preguntó insistentemente por su compañero de fórmula presidencial. Se le escapa irremediablemente, la risa, el aire, como un amague de capricho por estar jugando con reglas que no son las propias, como pidiendo explicaciones por estar sometido a esa situación … “ah pero vos sos un amigo”, el ridículo. Antes había asegurado tener su vice desde hacía rato. Después la presentación de su candidatura impresentable, presentación y candidatura.
No dejo de pensar en el trabajo pedagógico de Cristina, en la capacidad de observación y de síntesis casi poética … “una risita”. Si se presta atención, cada vez que habla se le escapa. La yegua lo hizo de nuevo.

Etiquetado , , ,