Archivos Mensuales: mayo 2011

QUÉ TIENE QUE PASAR PARA QUE RIVER DESCIENDA – A 3 FECHAS DEL FINAL

Hace una semana, calculamos las posibilidades de River para jugar la promoción. Hoy, su situación empeoró considerablemente, no sólo por no poder aprovechar el mano a mano con un rival directo (Olimpo), sino por los resultados obtenidos por sus rivales. Para empezar, aunque gane todos los partidos puede quedar en zona de riesgo si se dan una serie de resultados.

Después, en relación a la fecha pasada, Independiente y All Boys están casi salvados (sólo necesitan 2 puntos para esquivar cualquier discusión) Tigre también salió beneficiado gracias a su fundamental victoria contra el puntero Velez y ahora tiene un margen más amplio que ubica como rivales más directos de River a Olimpo y a Arsenal, equipos que juegan entre sí en la próxima fecha.

Lo único que podría verse como positivo para River (siendo generosos) es que matemáticamente Quilmes ya no los puede alcanzar.

 Desde la redacción de Liyo, 100% xeneize, el sueño de ver a River jugando un mano a mano para mantener la categoría es tan grande que prometemos una cobertura fecha a fecha.

 Si River pierde todos los partidos (0 puntos, 1,219 de promedio)

En este caso, River sólo podría zafar de la promoción si Olimpo hace menos de 3 puntos.

 Si River pierde 2 partidos y empata 1 (1 punto, 1,228 de promedio)

La situación es casi la misma: un Olimpo con menos de 3 puntos salvaría directamente a los millonarios de la promoción. La otra alternativa que les queda es que Arsenal pierda todos sus encuentros, lo que forzaría un desempate entre los dos equipos de banda roja.

 Si River pierde 1 y empata 2 (2 puntos, 1,237 de promedio)

Nuevamente los involucrados son los mismos, pudiéndose dar un triple empate si Arsenal consigue un sólo punto y Olimpo 3. Lógicamente, quien sume más, se salva sin desempate.

 Si River gana 1 o empata 3 (3 puntos, 1,246 de promedio)

En esta situación, River igualaría la línea de un eventual Tigre que no sume puntos. Arsenal, como siempre, tiene que ganar los mismos puntos o más que River para dejarlo en promoción. Con por lo menos 4 puntos, Olimpo se salva.

 Si River gana 1 y empata 1 (4 puntos, 1,254 de promedio)

Este caso es muy similar al anterior. Tigre necesita un punto para igualar a River y Arsenal, 3. Olimpo, sin posibilidad de empate con nadie, zafa con 4 puntos.

 Si River gana 1 y empata 2 (5 puntos, 1,263 de promedio)

De darse este escenario, existe una posibilidad remota de quíntuple empate. Para esto, Tigre tiene que sumar sólo 2 puntos, Arsenal y Olimpo 4 y All Boys, que entra en la disputa, tendría que perder todos sus partidos.

 Si River gana 2 (6 puntos, 1,272 de promedio)

Aún ganando 2 partidos, River la tiene complicada. Empataría con Arsenal (si el Arse obtiene 5 puntos) y con Tigre, si los de Victoria suman 3 puntos en 3 partidos. All Boys sólo tendría que empatar un partido y Olimpo zafa con 5 puntos.

 Si River gana 2 y empata 1 (7 puntos, 1,281 de promedio)

A partir de esta instancia, Independiente corre peligro de no obtener ningún punto. All Boys sigue tranquilo con sólo un empate. Tigre iguala a River con 4 puntos. Los que quedarían más complicados serían Arsenal y Olimpo ya que el equipo de Grondona tendría que sumar por lo menos 6 y el de Bahía, 5. Considerando que la fecha que viene juegan entre ellos, la situación puede terminar siendo favorable para el millonario.

 Si River gana 3 (9 puntos, 1,298 de promedio)

Aún ganando todos los partidos, River puede jugar la promoción. Para esto, All Boys e Independiente necesitan sólo 2 puntos y Tigre tendría que ganar al menos 2 partidos. La matemática es complicada en el caso de Olimpo y el Arse pero no imposible. Los de Sarandí tendrían que ganar todos los partidos (incluyendo a Olimpo) y el equipo de Bahía tendría que ganar los dos partidos restantes.

 Estos son todos los escenarios posibles. Ahora sólo queda esperar a ver cómo se van dando los resultados.

 Próximos partidos de River

Fecha 17

River VS Colón

Fecha 18

Estudiantes VS River

Fecha 19

River VS Lanús

 Partidos entre los involucrados

 Fecha 17

Arsenal VS Olimpo

Fecha 18

Tigre VS Independiente

Para los datos actualizados, siga este link.

Anuncios
Etiquetado , , , , , ,

SARLO EN 678

Anoche Beatriz Sarlo (quien acaba de publicar “La audacia y el cálculo: Kirchner 2003-2010”) fue a 678. Algo que, desde muchos sectores, se estaba esperando. Desembarcó en un estudio frío y sin dudas hostil para sus históricas posiciones ideológicas (legítimas y sinceras), pero también y sobre todo hostil en relación con su posicionamiento segundo, laboral, en tanto colaboradora de La Nación y Clarín, y ahí estaba, me parece, la tensión mayor que no se redujo un segundo. Del otro lado, como para balancear la, sin dudas, capacidad intelectual de Sarlo, 678 decidió poner a dos académicos mediáticos en parte funcionarios nacionales y populares como Ricardo Forster y Gabriel Mariotto. El programa terminó siendo lo que prometía, gracias a un plantarse defensivo de Sarlo desde el comienzo. Después del primer informe, sobre la manipulación de los medios españoles ante las movilizaciones populares frente a la crisis económica (los cuales leen el conflicto en clave de “comunismo vs. capitalismo”), Sarlo se pronunció en relación con lo que para ella es una tendencia manipuladora y tergiversadora de los informes de 678. Toma de posición de entrada, y a otra cosa. A partir de ahí algunos cruces realmente picantes, sobre todo con Mariotto (quien, a diferencia de Forster, intervino a la defensiva de la defensiva de Sarlo, con una dosis de violencia discursiva a la altura de la de la propia ensayista). Otro cruce picante, más adelante, fue con Barone, cuando este quiso criticar la participación de Sarlo en el Grupo Clarín, y esta le paró el carro diciendo que no quería hablar de la participación de Barone en Extra. Sandra Russo, bastante enojada, en un momento dijo que se sentía pintada, y Cabito, en el último bloque, sí, pudo hacer un chiste. Sarlo, más allá del balance final, y de los veredictos que se tiren en Twitter (“ganó Sarlo”, “ganó Mariotto”, etc.) estuvo sola frente a una mesa de ocho personas, y en esa soledad ganó mucho. Capaz 678 debería haberle puesto a alguien que también hiciera fuerzas en contra del posicionamiento del programa, para restarle en algún punto épica y seguramente causticidad en el tono de sus comentarios. De todas formas, terminó siendo un gran programa, uno de esos para ver en el piso, en la tribuna, porque cada detalle en los cortes (en un clima de tensa clama) debe haber significado mucho. A continuación, en LIYO reproducimos el programa entero, por si te lo perdiste:

SARLO EN 678 (PRIMERA PARTE)

SARLO EN 678 (SEGUNDA PARTE)

SARLO EN 678 (TERCERA PARTE)

SARLO EN 678 (ÚLTIMA PARTE)

Etiquetado , , , , ,

TYSON Y LA TELEVISIÓN BASURA

Mike Tyson

Por L.V.

Me gusta 678. Cuando apareció me puso contento la periodicidad diaria de un programa de edición que pusiera en jaque al periodismo hegemónico (o que al menos analizara críticamente el discurso mediático, a la manera de Van Dijk): en PPT, la especialidad de la casa. Lo que siempre me gustó fueron los informes, la edición como construcción del sentido; el periodismo de periodistas, aunque sea mala palabra en el ambiente mediático. Me gustó 678, en principio, más allá de los debates generados en el piso, más allá de que Barone se pusiera muy rojo demasiado seguido y dijera  (para cerrar una idea parabólica de no sé qué en relación a Carrió) cosas como que el problema de Casandra, la pitonisa griega, era que no se cumplían sus profecías. No, Barone, el problema de Casandra era otro, pensé aquella vez pero seguí mirando. Siempre seguí mirando, incluso después de los chistes de Cabito o de los análisis de “la construcción del relato” de Sandra Russo. Siempre, sobre todo, para ver los informes. Pero la semana pasada, todo, informes y piso fue un derrape total. Hacía rato que no veía tanto gorilismo en un solo programa (no tengo TN en mi operador de cable). El informe trataba de poner en contraste los programas de Marcelo Tinelli, Susana Giménez, y Mirtha Legrand, en tanto exponentes de televisión basura, con los de la propia productora en tanto exponentes de televisión ¿cultural? Entonces aparecían los culos de Tinelli en pantalla dividida con el análisis de los diarios (bastante superficial) que hace el profesor Romero en Duro de Domar, o el living de Susana con, seguramente, en el otro lado un nieto recuperado hablando en el piso de 678. Y entonces la idea de que el aparato de medios oculta determinadas cuestiones importantísimas para la vida pública del país derivó en la crítica reduccionista y excluyente, en términos televisivos, de esos tres programas particulares. Y si uno, pasadas las 22 hs, mientras estaban pasando ese informe, ponía Duro de Domar, podía ver, obviamente, un programa hecho más de la mitad con fragmentos de Marcelo, Susana, Mirtha, y no Gran Hermano porque ya terminó el ciclo. Una doble moral al interior de PPT que no se podía sostener, pero que se sostuvo con las intervenciones de los panelistas que sacaron a relucir conceptos de alta y baja cultura que atrasan medio siglo o más. Barone, de nuevo Barone, contrapuso Shakespeare a Tinelli, y no lo digo en joda, hizo eso, dijo algo más o menos como que si estabas viendo Bailando por un sueño quería decir que no estabas leyendo a Shakespeare, y entonces dios mío. Barone, sos groso pensé; ahí pensé que Barone es muy groso, porque sino no se explica.

Al otro día, viendo estrictamente televisión, viendo Crónica TV, vi que levantaban un pedazo del programa de Tinelli y entonces Tyson. Tyson en la Argentina bailando por un sueño. Por donde se lo mire, Tyson es una bestia. Puedo leer Sheakspare, digamos que ocasionalmente, sin mucho sistema de por medio, y sin dudas también ver a Tyson bailar con movimientos espasmódicos, y después gritarle “Flavio Flavio” a Mendoza y meter el bracito diminuto negro de su hijita entero en su boca mientras espera el puntaje. Mengolini, panelista de Duro de Domar y abogada, preguntó cómo podíamos tener de ídolo a alguien que había abusado sexualmente de una mujer. Hamilton, otro panelista y periodista deportivo, le respondió que ya había cumplido su condena (en la cárcel). Entonces me pregunto por la necesidad de que nuestros ídolos deportivos (en el caso de que Tyson lo sea) tengan que ser, fuera del ring o de la cancha, tipos con una altura moral también superior al resto.

Personalmente admiro a Tyson, deportivamente y por la capacidad que por momentos tiene de poner en palabras experiencias sin duda extremas. No puedo dejar de lado nada de esto cuando lo veo. Ni su mérito deportivo, ni su mérito expresivo, más allá de lo bajo que pudo haber caído cuando fuere. El 1° de agosto de 2010 Radar (el suplemento cultural del Página/12) reprodujo algunos fragmentos de esta entrevista que Tyson le concedió a la revista Details titulada “Todo lo que pensás que sabés sobre Tyson es erróneo”.  Y, personalmente, no puedo dejar de considerarlo cada vez que lo veo en pantalla:

Por Mike Tyson

SUPERHOMBRE La primera parte de mi vida fue puro egoísmo. Tan sólo un montón de regalos para mí y para gente que no necesariamente se los merecía. Ahora tengo 44, y me doy cuenta de que mi vida fue un desperdicio. “¿El hombre más grande del planeta?” No era la mitad del hombre que creía ser. Así que si hay un gran plan ahora es tan sólo dar, sin egoísmo, preocuparme por la gente que lo merece. Porque creo que soy un cerdo. Tengo esta increíble capacidad de mirarme al espejo y decir: “Este es un cerdo. Sos un pedazo de mierda”. Objetivamente. Soy un cerdo. Y es por eso que me es muy difícil cuando la gente me ofrece toda esa adulación y su amor. Me siento sucio. Me quieren tocar y abrazar y yo siento su energía: es mugre y crimen. No porque sean gente mala necesariamente, tan sólo hicieron algo malo y podés sentirlo en ellos. Tengo que ir y lavarme antes de tocar a mis propios hijos.

DINERO Creo que está todo bien. Vivo en una linda casa, en un barrio exclusivo, pero son todas cosas insignificantes. Mi vida es simplemente diferente. Ya ni siquiera me reconozco a veces. Volví a Brownsville con el equipo de mi reality show en Animal Planet, donde están haciendo un segmento sobre las carreras de palomas que armaba en mi infancia, y Brownsville ha progresado mucho. Tienen cámaras de seguridad, los edificios que estaban abandonados cuestan como un millón de dólares, y pienso: mi vida debe haber sido una mentira, porque no hay nada ahí que se parezca a mi infancia. Apareció una mujer blanca y yo pensé: “Cuando yo era chico, a esta mujer la hubieran robado, violado y dado por muerta. Es una situación realmente extraña, y tengo ganas de llorar. ¿Quién soy? ¿Dónde está mi patrimonio?”.

LECHUGUITA Hace ocho meses que estoy con todo este asunto de la comida vegetariana y a veces tengo explosiones de energía. No sé cuánto duran, pero son como explosiones. Muy poderosas. Comí una porción diminuta de carne y me levanté violentamente enfermo, vomitando. Me he dado cuenta de que la carne se ha convertido en un veneno para mí.

HUMILDAD Y TRASCENDENCIA He vivido de los aplausos muchos años, y ya no puedo soportarlos. Todo lo que siento en general es esa mala energía de la gente. Yo sé que no es bueno para mí, y no quiero volver a vivir esa vida. Quiero trascender. No sé a qué, sólo sé que yo no debería estar acá. Debería estar en la cárcel por asesinato. O muerto, o con sida. Nunca creí que llegaría a los 25. Todavía tengo ese fuego en mi corazón, y quema. No quiero que se malentienda: no soy un pacifista y jamás lo seré. Todavía me enojo, y todavía grito. Puedo hablar de la humildad, pero no soy humilde. Pero estoy intentándolo, muy duramente.

UN TORNADO Mi vida es como un tornado, como un puto huracán. Es como si yo fuera un tornado desnudo que atraviesa una ciudad y deja un desastre. Todo queda destruido, y cuando ya pasó, a la mañana siguiente, estás sobrio y te preguntás: ¿qué carajo pasó acá?

MEDICACIÓN Pasé por ese camino. Creo que he sido el boxeador más medicado de la historia del deporte. Si fuera a medicarme, creo que me fumaría un porro. Pero no, lo que tengo es un trauma con el que estoy lidiando. Y es este puto ego que tengo.

ALI A pesar de toda la poesía y las mariposas, lo que aprendí de Alí fue su maldad. Fue el luchador más malo de todos los tiempos. Estuvo ahí con Foreman, que dio los golpes más duros de la historia, estuvo ahí con Frazier, otro duro, y recibió una y otra vez, bum, y luego se daba vuelta, y cuando llegaba su momento, le mirabas la cara y estaba gritando. No me (golpe) das miedo (otro golpe), maldita marica (otro golpe). Maldito estúpido (dos golpes). Soy Dios, venérenme. Soy el más grande (dos golpes). Vos sos un puto pendejito. Nadie en el estadio lo contaba, pero nadie insultaba como Alí. Pero no, no es furia y terror: no hay furia ni terror en el boxeo. Si la hay, están contando hasta diez encima de ti.

DISCIPLINA La disciplina es hacer algo que odiás hacer, pero que de todas maneras lo hacés como si lo amaras. Yo aprendí disciplina de Cus D’Amato. Hoy tengo que ser mi propio Cus. Tengo que ser el hombre que toma al chico bajo su ala, lo protege, lo conoce mejor que él mismo. Pero todavía soy aquel chico pequeño, sólo tengo que aprender cómo protegerlo un poco mejor. Tiene que aprender a quererse a sí mismo.

LA CAIDA ANTE JAMES BUSTER DOUGLAS EN 1990 Me había dejado de importar. Dejé de sentir a Cus dentro de mí. Todos esos titulares. Ya no me importaba el boxeo. Y cuando Douglas se levantó después de que lo noqueé y cayó a la lona, y se vino hacia mí, ya no lo tenía dentro de mí. Tampoco lo tenía en mí cuando lo noqueé. Más poder para él: se levantó. Nadie más lo había hecho.

LA OREJA DE HOLYFIELD Estuvo mal hacer eso –todo mal–, un desquicio. Pero no tenía nada que ver con el box. Quería dejarlo lisiado. Ya no tenía nada que hacer arriba de ese cuadrilátero. Llevaba un año, 16 meses fuera de la cárcel, ¿y ya tenía dos cinturones que defender? Ya no tenía nada que hacer con esos cinturones. Ya estaba terminado. Si meten a un escritor en una celda por tres años, con las manos atadas a sus espaldas, después te ponen contra un novato, escribís mucho mejor que él y te dan dos premios… ¿y después te ponen contra un premio Nobel? Es absurdo. ¿En qué pensaba cuando lo mordí? No estaba pensando. No me estaba entrenando para esa pelea. Estaba drogado, creía que era Dios. Debería haberme quedado en casa con mi familia, con mis hijos.

PERFECCIÓN Soy un adicto a la perfección. El problema con mi vida es que siempre he sido también adicto al caos. Un caos perfecto.

LIBERTAD Nunca me sentí libre. Nunca hasta ahora, realmente. Esto es lo más libre que me he sentido en mi vida, y aún no soy libre. Pero es una sensación asombrosa. No tengo dinero. Ya no soy un tipo con glamour. Tengo amigos que tienen dinero, así que parece que yo tengo dinero, pero no lo tengo. Todo el dinero que tuve, olvídenlo. Nunca tuve nada, nunca tuve un gramo en mí que se sintiera libre. Pero tuve alguien a mi lado en las buenas y en las malas. Mi esposa ha vivido conmigo en los lugares en los que no me atrevería a cagar. No me prostituiría siquiera en los lugares en los que hemos dormido mi esposa y yo. Es así: levantarme cada día sintiéndome Dios o un fraude. Espero que no sea así por siempre: quisiera irme a la tumba con respeto.

Etiquetado , , , ,

QUÉ TIENE QUE PASAR PARA QUE RIVER DESCIENDA

La situación de River no es la mejor. La matemática, los flojos desempeños, el clima de nerviosismo generalizado y un fixture complicado prometen un final a puro suspenso para ver si el equipo de Jota Jota se mantiene en la Primera División del Fútbol Argentino. Ya salvados del descenso directo (Huracán y Gimnasia ya no pueden alcanzarlo), River pelea por no jugar una promoción que, aunque gane, sabe que le costará un sinfín de deliradas de los hinchas rivales, sobre todo de los hinchas de Boca.

Desde la redacción de Liyo, 100% xeneize, el sueño de ver a River jugando un mano a mano para mantener la categoría es tan grande que prometemos una cobertura fecha a fecha.

 Si River pierde todos los partidos (0 puntos: 1,211 de promedio)

En este caso, River sólo podría zafar de la promoción si Olimpo hace menos de 3 puntos (si hace 3, hay desempate) y/o si All Boys pierde todo (si hace un punto, también hay desempate).

Además que All Boys u Olimpo perdieran todos los partidos, River aún podría jugar la promoción si Quilmes gana todos los puntos que quedan en juego.

 Si River pierde 3 partidos y empata 1 (1 punto: 1,219 de promedio)

En este caso, la situación no cambiaría demasiado. All Boys tendría que hacer 2 puntitos y Olimpo 4, para que los millonarios jueguen la promo. No hay posibilidad de desempate. Ah, y sigue presente la posibilidad de que Quilmes gane todo y lo pase. La única esperanza, aunque irreal, que aparece para River sería un virtual empate con Tigre o Arsenal, en caso de que alguno de estos equipos pierda todos los partidos.

 Si River pierde 2 y empata 2 (2 puntos: 1,202 de promedio)

Respecto a los equipos que subieron el torneo pasado (All Boys, Quilmes y Olimpo), este escenario no tiene diferencias con el anterior. River obligaría a Arsenal y a Tigre a sumar un punto para forzar un desempate o más de dos para hundir al millonario en la promoción.

 Si River gana 1 ó empata 3 (3 puntos: 1,237 de promedio)

En esta situación, River igualaría la línea de un eventual All Boys que sólo saque 2 puntos, de un Olimpo que saque 4 y de un Quilmes que gane todo. Arsenal y Tigre tendrían que sumar más de 2 puntos para que River juegue la promo.

 Si River gana 1 y empata 1 ó si empata los 4 partidos (4 puntos: 1,246 de promedio)

Este escenario tiene varios puntos interesantes. Para empezar, son los puntos que cosechó River en las últimas 4 fechas. Otro factor clave es que a partir de esta línea queda totalmente afuera de la línea de un Quilmes con puntaje perfecto. Igual es un alivio muy leve, porque a All Boys le alcanzaría con 3 puntos y a Olimpo con 5 para dejar al millonario en la promoción. Tigre y Arsenal necesitarían de sólo una victoria para igualar al equipo de Jota Jota.

Si River gana 1 y empata 2 (5 puntos: 1,254 de promedio)

Esta situación es similar a la anterior, salvo que obliga a Tigre y a Arsenal a sumar 4 puntos para empatar en los promedios. Recién acá, Independiente corre riesgos de promoción en caso de no sumar ningún punto.

 Si River gana 1 y empata 3 o gana 2 (6 puntos: 1,263 de promedio)

Este escenario sería muy interesante por la posibilidad de un sextuple empate. Para que se de esto, All Boys tendría que sumar 3 puntos, Olimpo, Arsenal y Tigre 5 e Independiente 1 sólo. Cualquiera que sume un punto más, deja a los rivales en este virtual quilombo para la AFA para organizar partidos desempates.

 Si River gana 2 y empata 1 (7 puntos: 1,272 de promedio)

Se podría decir que este es el primer escenario donde River tendría posibilidades de zafar ya que le alcanzaría con que uno de sus rivales más directos (Tigre, Arsenal y Olimpo) no superen los 6 puntos. Eventuales catástrofes de Independiente (2 puntos) o de All Boys (3 puntos) también salvarían al millonario.

 Si River gana 2 y empata 2 (8 puntos: 1,281 de promedio)

En este caso, no hay diferencias con All Boys (4 pts) y Olimpo (6 pts). Tigre, Arsenal e Independiente tendrían que sumar un punto más cada uno (7 los pimeros, 3 para los rojos de Avellaneda). Este escenario tiene la particularidad del invicto de River, que obligaría a Olimpo y a Arsenal a sumar en los partidos que no enfrenten al millonario.

 Si River gana 3 (9 puntos: 1,289 de promedio)

Nuevamente, se genera el posible sextuple empate. Para esto, All Boys e Independiente tendrían que sumar 4 puntos, Olimpo 6 y Tigre y Arsenal 8. El escenario es poco probable, sobre todo por los cruces entre los involucrados, pero matemáticamente posible.

 Si River gana 3 y empata 1 (10 puntos: 1,298 de promedio)

Si bien en la práctica este escenario salvaría seguramente al millonario, la teoría matemática todavía lo podría complicar. All Boys tendría que sumar más de 5 puntos (al igual que el Rojo, para forzar un desempate), Olimpo necesitaría 7 (de los cuales podría sumar sólo uno contra River) y Tigre y Arsenal estarían obligados a ganar 3 partidos para forzar un desempate.

 Si River gana todos los partidos (12 puntos: 1,316 de promedio)

Este sería el único escenario donde River evitaría la promoción. Si bien All Boys y el Rojo zafarían con 6 y 7 puntos respectivamente, las matemáticas condenan a los otros 3 equipos. Olimpo tendría que llegar a los 7 puntos para forzar un empate con los millonarios pero si River gana todo se vería obligado a restarle puntos a Arsenal en la fecha 17 condenando a los de Sarandí a ocupar el lugar de los millonarios, ya que tanto Tigre como Arsenal tendrían que ganar todos los partidos para superar a un equipo de Jota Jota que demuestre una contundencia que hace años  parece imposible.

 

En definitiva, la única opción segura de River es ganar todo y la próxima fecha va a ser determinante. Si pierde con Olimpo, y se dan una serie de resultados, los millonarios tendrían más probabilidades matemáticas de jugar la promo que de zafar. Igual, se sabe, esto es fútbol y nunca nada está dicho hasta el final.

 Partidos entre los involucrados:

Fecha 16:

Olimpo vs. River

All Boys vs. Quilmes

Fecha 17

Arsenal vs. Olimpo

Fecha 18

Tigre vs. Independiente

Fecha 19

Quilmes vs. Olimpo

Para los datos actualizados, siga este link.

Etiquetado , , , , , , ,

HAY QUE MATAR AL PRESIDENTE

Por H.A.

Hace unos días, posteamos en Liyo sobre la obvia maniobra del Grupo Clarín en este año electoral de ficcionalizar el asistencialismo, una de las denuncias más comunes de los sectores conservadores (y por los comentarios que recibimos en el post, parece que también de los sectores revolucionarios).

Ahora,  el Grupo Clarín redobla la apuesta y, en una publicidad de Canal 13, consciente o inconscientemente, se va al carajo.

La publicidad en cuestión, que puede verse en la página oficial del canal,  informa sobre el traspaso  al formato HD, mediante una secuencia de acción muy bien filmada que transcurre, según la gráfica, en Bratislava, Europa del Este.  El hecho de evitar poner Eslovaquia, según la clásica fórmula Ciudad-País-Continente, puede deberse a una inocente simplificación o, también, a reforzar la historia tumultuosa que ha tenido la región en los últimos 100 años, recientemente con todo el conflicto de la ex Checoslovaquia, pero también al intento de subrayar significados relacionados con dos movimientos a los que periodistas del Grupo Clarín suelen recurrir para comparar al gobierno: el nazismo y la Unión Soviética.

La secuencia de acción nos ubica en un desfile, donde un importante político, probablemente un presidente, se prepara para dar un discurso. La publicidad, en este contexto, es protagonizada por una agente secreto, del tipo Femme Fatale, que, luego de una serie de peripecias, dispara con una mira telescópica un disparo entre los ojos del político, en medio de su discurso. El chiste de la publicidad es que el disparo no impacta sobre el verdadero objetivo, sino en la pantalla de televisión de una pareja de ancianos, sintonizada en Canal 13, que justo transmitía el discurso. La imagen, nos comunica el creativo publicitario, es tan real que se confunde con la vida misma.

Es más que entendible que se utilice una secuencia de acción bien lograda para mostrar una novedad en una época de televisión digital, cambios de leyes audiovisuales y avances tecnológicos. Nadie va a cuestionar eso, pero, ¿era necesario representar un magnicidio en un contexto sociopolítico donde la palabra golpista, dictadura, inseguridad y represión se utilizan hasta en los programas de chimentos? ¿No es, cuanto menos, de mal gusto, teniendo en cuenta la oposición del Grupo a la presidenta y que Néstor Kirchner murió hace menos de un año? ¿No hubiera sido igual de impactante mostrar una carrera de autos por la ciudad a toda velocidad, una pelea callejera multitudinaria y llena de acrobacias, un accidente inesperado en un lugar público y de dimensiones trágicas, o una reconstrucción histórica de una batalla antológica? Si el High Definition hubiera llegado durante los mandatos de Galtieri, De la Rua o Duhalde, ¿la publicidad sería la misma?

Etiquetado , , , , ,

EL PUNTERO: FICCIÓN EN UN AÑO ELECTORAL

Por H.A.

En Canal 13, corazón mismo del Grupo Clarín, se estrenó El Puntero y cuesta creer que algo así no tenga dobles intenciones. Miles y miles de palabras se escribieron, dijeron o filmaron en el Grupo sobre el clientelismo kirchnerista, sobre los votos comprados con planes sociales o sólo promesas como para que, en un año eleccionario, este tema pase desapercibido.

Al respecto todo el elenco evitó entrar en polémicas respecto al contexto social, y, hasta Adrian Suar, productor de la serie, intentó disimular una intencionalidad afirmando que el proyecto tiene 5 años o que sabe que es un tema espinoso, pero éste es un puntero de ficción. No estamos hablando de “los punteros”, recurriendo a un argumento como mínimo insultante o estúpido. Como si con poner la placa de que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia alcanzara para separar completamente la representación de lo representado.

También se evitó conscientemente mostrar anclajes reales con partidos políticos. Más allá de las referencias a casi todos los partidos políticos de la presentación (hay hasta del PO o el MST pero nada ni del PRO ni de Proyecto Sur, por caso) sólo aparecen dos posibles elementos: la remera del Eternauta, en algunos sectores fuertemente vinculada a Néstor Kirchner y otra remera del Che, que podría remitir a casi cualquier cosa. El resto, banderas argentinas y de colores sin nombres ni escudos.

De todas formas, aun creyendo, bondadosamente, que los responsables de El Puntero o, inocentemente, que las autoridades del canal no tienen intenciones eleccionarias, la serie va cumplir un rol clave en la formación de opinión que el Grupo Clarín quiera generar: ser el eje de las discusiones en todos los demás medios del monopolio.

Sería como un Efecto Gran Hermano. Además del programa en sí, GH llenaba la programación de varios canales, radios, páginas de internet, revistas, diarios y un largo etcétera. Esto permitía que sobre el asunto se vertieran cientos de opiniones sin que la producción se hiciera cargo. Recuerdo en particular a Peluffo aclarándole a los padres de Martín Pepa que la producción de GH nunca había tratado a su hijo de traidor, que eso había pasado en otros programas que levantaban el material del reality pero que no eran parte del ciclo.

Amparados en el valor artístico de la ficción, El Puntero no necesita ni polemizar ya que los debates se van a dar en otros lados. La serie quedara inmaculada mientras el tema se “instala en la sociedad” y, por tanto, en todos los medios del Grupo Clarín. Ni siquiera va a ser necesario que Nelson Castro o María Laura Santillán o el que sea se ensucien más y queden tildados como opositores sin objetividad. Sólo necesitan poner la temática como eje central, elegir bien los invitados, seleccionar un par de mensajes del público y listo: Cristina gana gracias al clientelismo kirchnerista y la voluntad popular se compra con planes sociales. En algún punto, el negocio es redondo. O le resta votos a los candidatos oficialistas o le resta legitimidad al triunfo en algunos sectores de la sociedad (los que siguen creyendo en el periodismo independiente, básicamente)

Dentro de lo claro que parece todo, no entiendo la participación de Rodrigo de la Serna en el asunto. Protagonista de dos ficciones oficialistas (el éxito cinematográfico Revolución y el más discreto Contra las Cuerdas), ahora se presta a una burda y nada sutil movida política opositora. Quizás con el profesionalismo alcance para justificarlo, quizás no.

Hablando un poco del programa propiamente dicho, hay que reconocer que está muy bien logrado. Grandes actores en buenas actuaciones, historia interesante, linda imagen tanto de luz como de arte, buena musicalización, mucho despliegue a la altura de Para Vestir Santos o Tratame Bien, productos anteriores de la misma gente. Quizás la historia de amor sea un poco demasiado pero es algo perdonable.

A modo de juego, y reforzando la idea de que esta supuesta neutralidad es insostenible, planteo un par de preguntas:

¿Cuánto tardará Telenoche en hacer programas especiales sobre el tema “punteros” amparados en el éxito del programa? ¿Cuánto podrán sostener la serie sin tener que mostrar escudos justicialistas, imágenes de Eva, Kirchner, Cristina, Perón, referencias a lugares reales con políticos reales? ¿Quién será el primer hijo de puta que compare la “humanización” del puntero político con la “humanización” de Hitler en La Caída? ¿Cuánto se podrán sostener, tanto actores como responsables de la serie, sin emitir opinión sobre la realidad de los punteros políticos que, supuestamente, no tocan? ¿Aparecerá la figura del periodista dentro de la serie? ¿Será periodismo independiente o periodismo militante? ¿Qué papel jugará en el asunto el nuevo diario Muy que, por su formato, goza de cierta impunidad a la hora de tirar fruta o de opinar de la realidad? ¿Aparecerán políticos reales haciendo bolos, como Cafiero en Pájaros Volando? ¿Quién será el primer político que salga a pronunciarse como seguidor de la serie?

Como Bonus Track, el video de la canción Fuego de Bomba Estéreo, tema musical de El Puntero.

Etiquetado , , , , ,