Archivos Mensuales: octubre 2009

Tenemos Twitter

Básicamente eso: desde hace poco Liyo Producciones tiene su Twitter con /revistaliyo como nombre de usuario, porque liyo a secas está siendo usado y porque ciertos proyectos virtuales futuros llevan ese nombre y necesitamos de alguna manera estar homologados.
Twitter es un servicio gratuito de microblogging, donde uno puede postear textos siempre que no superen la acotada cifra de 140 caracteres (contando los espacios). Cada entrada de estas desde hace poco se llama tweet (en un principio upload) y puede ser subida desde el sitio directamente o vía SMS, e incluso desde otras aplicaciones como Twitterrific, Tweetie, Facebook, Twinkle, Tweetboard o TweetDeck-en inglés.
Desde que lo abrimos encontramos que más allá de su diseño minimalista, y de sus en principio aparentes limitaciones, Twitter es muy dinámico. Mucha información circulando todo el tiempo, las 24 horas sin descanso, como un dossier que presenta el estado de la cuestión de vaya a saber qué cosa, un dossier ramificado y pluritemático en constante estallido.
Encontramos desde que abrimos /revistaliyo, que hay tres clases de tweets posibles: por un lado las que tienen que ver con promocionar algo (productos, eventos, sitios, posts, etc) mediante lo que son las TinyURL (que vendría a ser una forma de achicar las url extensas para que entren en el límite aquel de los 140 caracteres). Por otro lado encontramos las tweets sociales, donde un usuario le responde a otro algo que haya subido mediante @nombredelotro; es decir un arroba con el nombre de usuario pegado y entonces sí la respuesta inmediatamente a continuación, por lo que una de las posibilidades en Twitter es establecer charlas. Y por último una clase de tweet de la que Raymond Carver hubiese sido un gran exponente, esa donde el usuario dice lo que está haciendo, o lo que está viendo o lo que está pensando siempre dentro de esos 140 caracteres como máximo: “Hoy murió mamá. O quizás ayer.” podría ser una, si es que existiera un /camus.
Desde hoy Twitter agregó una función nueva denominada “listed” que permite a los usuarios armar listas de sus seguidores (o followers) y clasificarlos de manera temática. Como punto negativo encontramos que el sitio carece de un archivo, por lo que las actualizaciones, después de un tiempo, tienden a desaparecer. Quizá sea esa, luego de que Jack Dorsey, Biz Stone o Evan Williams lean este artículo, la nueva innovación del sitio.

HACIENDO CLICK ACÁ EL TWITTER DE /REVISTALIYO

Etiquetado , ,

LA CARTA DE JORGE DANIEL DÍAZ A LA PRESIDENTA CRISTINA KIRCHNER Y SUS REPERCUSIONES

Cristina Kirchner, objeto de la dura invectiva

Cristina Kirchner, objeto de la dura invectiva

El 20 de enero del 2008 en LIYO subimos la dirección del fotolog de Florencia Kirchner, la hija del matrimonio presidencial,  y a partir de ahí la sección de los comentarios (como pasara con el video del Malevo Ferreyra pegándose un tiro en Youtube) devino en ágora ideológico. “FlorKey”, nombre del fotolog ya extinto de la niña (y nombre homónimo también del posteo de aquel momento), todavía sigue trayendo visitas a este blog. Sobre todo, como decíamos anteriormente, por ciertos comentarios cruzados dentro de los hasta ahora 18 que cierran la noticia.

El primer comentario político (más allá del “YO A ESA GUACHA LE CHUPARÍA BASTANTES COSAS Y TAMBIEN LA DEJARÍA TODA MORDIDA MAL, EN UNA QUINTA CON PILETA, MIENTRAS SE HACE EL ASADO”) vino de la mano de Gabb, quien copió y pegó una carta pública que Jorge Daniel Díaz (dni 29.664.720) le escribiera en aquel momento a la presidenta. A continuación transcribimos esa carta cáustica y también algunas de las respuestas que desde aquel entonces viene generando:

Sigue leyendo

Etiquetado , , ,

El genio tira mierda contra la pared: algunas cosas se caen, otras quedan pegadas

Ron Rosenbaum reflexiona sobre la palabra “genio” en el portal estadounidense Slate

Dice Rosenbaum que desde 1900 sólo ha habido tres genios al menos en lo concerniente al arte: Pablo Picasso, Marcel Duchamp y Andy Warhol. Toda práctica artísitica, dice, deriva de ellos. Picasso liberó a los artistas de la perspectiva y la representación. Duchamp priorizó el concepto a lo visual. Warhol, por su parte, fusionó el arte con la cultura moderna.

Picasso

Picasso

En el Western Art la palabra “genio”, dice Rosenbaum, se relaciona con la transformación radical del arte por parte de una sola persona en su individualidad. Da Vincci introdujo la tecnología al arte, Miguel Angel el naturalismo, Caravaggio la belleza de las clases bajas, Rembrandt produjo imágenes artísticas para consumo hogareño, Manet eliminó la base mitológica del arte y reificó la experiencia callejera, Monet revolucionó la imagen de la luz y Van Gogh hizo lo mismo con el color.

Andy Warhol

Andy Warhol

Para Rosenbaum el “genio” es la transformación de la experiencia colectiva por parte de un individuo preocupado, en algún punto, por el bien común (aunque no sea más que en términos estríctamente estéticos). Debe ser, dice Rosenbaum, por definición la antítesis del mal, aunque aclara que although evil may be one of its subjects. El posmodernismo, sigue Rosenbaum, se opone al genio porque asume que la creación artística es un reciclaje constante de trabajos anteriores.

La posmodernidad atribuye al genio un valor reaccionario, en tanto la dominación de la cultura por un individuo lo que hace es negar el poder histórico de la colectividad. La posmodernidad vendría a ser, para Rosembaum, como una especie de tenaza mortal que restringe la creatividad de las personas, y el reto de los artistas y escritores hoy vendría a ser precisamente el de romper con este paradigma. Sin embargo todavía nadie lo ha conseguido.

Después la divagación se centra en la literatura y sus genios. Se recorta fuertemente la figura de Nabokov como ineludible.

Obra conceptual de Marcel Duchamp

Obra conceptual de Marcel Duchamp

Tal vez el genio, concluye Rosembaum, debe dar la sensación de ausencia de esfuerzo, así como confianza y absoluta trascendencia. Ulises y Gravitiy´s Raimbow muestran de manera palpable la cepa sudorosa que las lleva a convertirse en la obra enciclopédica de un genio; son obras que gritan desde el comienzo: “¡Esto es la obra de un genio!”

Así que ¿quién es un genio?, se pregunta Rosembaum. Dejemos de lado a los físicos, propone, y a los cosmólogos que son en teoría los genios, pero que admiten equivocarse (o poder estar equivocados) al menos cada cinco años.

Etiquetado , , , ,