El genio tira mierda contra la pared: algunas cosas se caen, otras quedan pegadas

Ron Rosenbaum reflexiona sobre la palabra “genio” en el portal estadounidense Slate

Dice Rosenbaum que desde 1900 sólo ha habido tres genios al menos en lo concerniente al arte: Pablo Picasso, Marcel Duchamp y Andy Warhol. Toda práctica artísitica, dice, deriva de ellos. Picasso liberó a los artistas de la perspectiva y la representación. Duchamp priorizó el concepto a lo visual. Warhol, por su parte, fusionó el arte con la cultura moderna.

Picasso

Picasso

En el Western Art la palabra “genio”, dice Rosenbaum, se relaciona con la transformación radical del arte por parte de una sola persona en su individualidad. Da Vincci introdujo la tecnología al arte, Miguel Angel el naturalismo, Caravaggio la belleza de las clases bajas, Rembrandt produjo imágenes artísticas para consumo hogareño, Manet eliminó la base mitológica del arte y reificó la experiencia callejera, Monet revolucionó la imagen de la luz y Van Gogh hizo lo mismo con el color.

Andy Warhol

Andy Warhol

Para Rosenbaum el “genio” es la transformación de la experiencia colectiva por parte de un individuo preocupado, en algún punto, por el bien común (aunque no sea más que en términos estríctamente estéticos). Debe ser, dice Rosenbaum, por definición la antítesis del mal, aunque aclara que although evil may be one of its subjects. El posmodernismo, sigue Rosenbaum, se opone al genio porque asume que la creación artística es un reciclaje constante de trabajos anteriores.

La posmodernidad atribuye al genio un valor reaccionario, en tanto la dominación de la cultura por un individuo lo que hace es negar el poder histórico de la colectividad. La posmodernidad vendría a ser, para Rosembaum, como una especie de tenaza mortal que restringe la creatividad de las personas, y el reto de los artistas y escritores hoy vendría a ser precisamente el de romper con este paradigma. Sin embargo todavía nadie lo ha conseguido.

Después la divagación se centra en la literatura y sus genios. Se recorta fuertemente la figura de Nabokov como ineludible.

Obra conceptual de Marcel Duchamp

Obra conceptual de Marcel Duchamp

Tal vez el genio, concluye Rosembaum, debe dar la sensación de ausencia de esfuerzo, así como confianza y absoluta trascendencia. Ulises y Gravitiy´s Raimbow muestran de manera palpable la cepa sudorosa que las lleva a convertirse en la obra enciclopédica de un genio; son obras que gritan desde el comienzo: “¡Esto es la obra de un genio!”

Así que ¿quién es un genio?, se pregunta Rosembaum. Dejemos de lado a los físicos, propone, y a los cosmólogos que son en teoría los genios, pero que admiten equivocarse (o poder estar equivocados) al menos cada cinco años.

Anuncios
Etiquetado , , , ,

2 pensamientos en “El genio tira mierda contra la pared: algunas cosas se caen, otras quedan pegadas

  1. daindart dice:

    me parece mucho más genial artista Jodorowsky que hace que el arte sirva para algo más que ser *solo arte*
    ¿Andy Warhol funciono el arte con la cultura moderna? y eso hizo más feliz a quien?

  2. Ron Rosenbaum dice:

    Jodorowsky es un ladri. Y Warhol hizo felíz a todo el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: