Archivos Mensuales: abril 2016

UN VIAJE

Por José Manuel Linares

12966251_1765287113705241_856934565_nVan pasando los días uno tras otro y pocas veces aparecen esos que por alguna razón quedan alojados en tu cabeza bajo el rótulo “recuerdo”. Hay momentos de cuando sos más chico: esos días de arrancar la escuela, el colegio, o cuando empezaron tus vacaciones y te fuiste a algún lado. Son momentos básicos que casi todo el mundo archiva. El viaje de egresados a Bariloche cuando terminás el secundario es uno de los que componen el ABC de la memoria del estudiante promedio. Nosotros nos fuimos en verano, éramos unos genios, no había nieve pero igual te cagabas de frío. Las mismas excursiones pero sin el incómodo encanto blanco. Era más barato, eso sí. Los viajes programados por empresas que exprimen los bolsillitos inexpertos de los adolescentes dividen diez días en tres partes: excursiones berretas, boliches gigantes y paseos de compras de cositas de madera y remeras que dicen BariloCHE.

Una de esas tardes, la segunda o la tercera, en un momento muerto después del citytour en un colectivito, con un grupo de amigos decidimos hacer un paseo de reconocimiento por nuestra cuenta. Terminamos adentro de un local con repisas de troncos partidos al medio donde vendían gnomos, tuqueras, llamadores de ángeles, bandejas para picadas, licores de sauco y diferentes productos regionales elaborados en Quilmes pero con etiquetas autóctonas. Lo de siempre. Todo estaba a la venta, no solo los objetos sino el mobiliario, todo a lo que se le podía poner un precio.

Colgando de un perchero fabricado con el nudo de una araucaria había un radiograbador hecho de madera clarita, rectangular, con los bordes agudos y apliques de acero pulido, como si fuera antiguo pero con detalles modernos y sobrios. Me cautivó. Corrí hasta el vendedor (creo que era el dueño) y me dijo que salía $140. Grande fue mi sorpresa por el precio tan bajo. En ese mismo instante, en coordinación perfecta escuché que una vendedora decía que las tablas de madera costaban $600. Me sorprendí por la diferencia. Giré mi cuerpo para ver las tablas de madera y vi mi cara en un espejo: quedé helado, me asusté como nunca en mi vida. El espejo me mostraba con 30 años, y es verdad, tengo 30 años, es 2016 y esa es mi edad. Las preguntas empezaron a invadirme. ¿Qué hago de viaje de egresados con 30 años? ¿A nadie le sorprende? ¿En qué momento me pusieron todos estos años?

Confundido salí en busca de respuestas. Miré al vendedor y le pregunté qué año era. Me respondió“2004”. Su respuesta tenía coherencia porque es el año en el que egresé. Una señora escuchó mi absurda pregunta y también hizo su aporte: “es 2008”. No pude soportar la confusión, frenéticamente seguí consultando lo mismo y obtuve respuestas distintas: 2016, 2001, 2003, 2011. Tenía pánico ¿Cómo podía ser que todos viviéramos al mismo tiempo en años diferentes, con detalles de realidad distintos pero perfectamente calculados para que nadie lo note? “No sé, es así”, me dijo un conocido que me llevó de nuevo hasta donde nos alojábamos. Entré al lugar, ahí estabaMartín durmiendo, tapado hasta la cabeza; lo desperté de un salto. También tenía 30. ¿Cómo durmió 12 años sin despertarse? Cerré los ojos para imaginarlo, los abrí, no había nadie, el que dormía era yo.

Llegué tarde al trabajo.

Anuncios
Etiquetado , ,

“EL AMOR & EL ESPANTO” NO RENUNCIA

El 11 de abril se llevó a cabo el festejo por el aniversario de Bahía Blanca, a puertas cerradas. La plaza estaba vallada, Vidal ni siquiera la pisó. La llevaron en una combi hasta el hall de la municipalidad donde intentó dar un discurso de cinco minutos. Fue interrumpida por una chica que le reclamó sensibilidad social. Le dijo que su gobierno está por pagarle a los buitres con el hambre de la gente. Vidal habló de democracia sin prestarle el micrófono y el público/funcionario la aplaudió. Terminó con sus cinco minutos y salió disparada. La llevaba Biondini con una mano en la espalda. Las cruzamos cuando bajamos las escaleras y vimos en la gobernadora cara de espanto. Afuera se escuchaban las bombas de estruendo de las diferentes protestas: UOCRA, ATE, auxiliares docentes, CTA, CGT. Cuando con Gay pudieron escaparse (se fueron al polo petroquímico) se desarrolló el evento en la plaza Rivadavia: estatuas vivientes, danzas neo-gauchescas, el pibe que era cartonero y ahora es un teen-star, todo para un público absolutamente reducido: funcionarios, periodistas, militares y allegados al PRO. La gente: afuera.

1

2

valla

3

4

Sin embargo, la agrupación “El amor & el espanto” calladamente fue filtrándose y logró un acto de repudio a las políticas educativas y sociales del frente Cambiemos. Lograron montar una carpa amarilla (que pasó por PRO mientras esperaban para hacer la intervención) y después del discurso de Vidal desplegaron sus banners donde se pudieron leer los dichos nefastos de la última vicepresidenta del Consejo Escolar. Perdriel, así se llama, ante la queja por unas partidas de leche en mal estado que llegaron a jardines y escuelas había dicho que “El que tiene hambre come cualquier cosa”. Todos los integrantes de “El amor & el espanto” llevaban una remera con la cara de Perdriel y la palabra “RENUNCIÓ”. Atrás la consigna que promovían desde su evento en Facebook: “LECHE EN MAL ESTADO, ESTADO CON MALA LECHE”. Sacaron una olla popular y con una garrafa hicieron una chocolatada. Se la sirvieron al público/funcionario en unos vasos que tenían datos del ajuste que el gobierno de Macri viene llevando a cabo y repartieron folletos explicando que Perdriel es Cambiemos y que Cambiemos (más allá de la renuncia) es Perdriel.

5

6

8

carpa

Este es el volante que repartió el grupo “El amor & el espanto” junto con la chocolatada:

PALABRAS PODRIDAS
(esto es el PRO, esto es CAMBIEMOS)

Bahía Blanca, 11 de abril 2016

Adriana Perdriel, vicepresidenta del Consejo Escolar de Bahía Blanca y funcionaria del PRO, ante unas partidas de leche en mal estado que llegaron a jardines y escuelas declaró que “El que tiene hambre de verdad come cualquier cosa”. La frase, que deja a la vista su estatura ideológica, se corresponde con otras del mismo tenor como “Los hijos de los delincuentes van a seguir siendo delincuentes, porque lo tienen en los genes.”
Desde el colectivo político El amor & el espanto reclamamos su renuncia, que se hizo efectiva. De todas maneras, proponemos pensar la matriz que atraviesa su espacio político y que hace que alguien así haya ocupado un cargo tan sensible en materia social. Más allá de lo despreciable de la declaración, la anécdota se inscribe en un marco más profundo, en el que el Frente Cambiemos está llevando a cabo un recorte temerario en el cupo de los comedores escolares, descontando sueldos a 65 mil auxiliares docentes, estableciendo decretos que permiten la flexibilización laboral, reprimiendo la protesta salarial de la mano del titular de la Dirección de Escuelas de la provincia Alejandro Finocchiario, entre otros aspectos que se resienten con el recorte presupuestario, como el edilicio y la infraestructura.
En ese sentido, nos preguntamos ¿qué perspectiva de desarrollo social y educativo hay para la ciudad? ¿Hasta dónde llega el ajuste dispuesto por el gobierno provincial y nacional? ¿Qué grado de cinismo es este que manda a comer “cualquier cosa” a los chicos más pobres mientras transfieren recursos de los sectores más vulnerables a los más concentrados?
Una cosa grave es que haya leche en mal estado y otra más terrible aún es que haya un Estado mala leche.

El amor & el espanto. Cultura bahiense contra el neoliberalismo

Acá un video:

Etiquetado , , , , ,