PAPELES (BAHIENSES) DE L.V.

papelesAparece caminando por la peatonal de Monte a la mañana vacía, después de una noche que llovió e hizo frío en zunga con la panza y una botella de CocaCola en la mano, para la playa caminando así, como un freak, los lentes, las piernas como recién bajado de un caballo.

Yo sé: hicimos desde el principio todo este personaje amoral. Pero en realidad adentro de ese personaje sin moral, en su misma conformación, hay una moral incluso severa y  fuerte. Hay moral. Cada acto de este protobahiense o lo que sea está teñido de una moralidad fuertísima, propia, original, que por momentos parece no mantener una lógica interna, pero ahí está.

¿Cuánta droga puede consumirse en el espacio de dos días en un fin de semana en Monte Hermoso? ¿Cuánta carne se puede comer? ¿Cuánto alcohol se puede tomar? ¿Puede sacarse a una chica de 16 años del boliche, aunque esté al lado de su mamá, y llevársela para la casa de findesemana?

En Aldea Romana primero el cilindro. Después los militares tocando los instrumentos de viento, yendo y viniendo en el medio del cilindro. De este lado, un viejo con un camión, una bandera argentina. Después tocan el himno y la gente se levanta, incluso de sus reposeras y nosotros nos vamos -volvemos a ver el pollo- a fumar. Habla el presidente sobre la inauguración de la temporada y dice que ahora un cura la va a bendecir. El cura habla, bendice. La gente aplaude y yo también, notoriamente, algo exagerado, el discurso del cura. Del cielo caen cuatro paracaidistas, tres en el cilindro, uno en un campo adyacente, entre los ladrillos de los ladrilleros, oscuro, a la vista de nadie. Después, fuegos artificiales mientras desfilan los midjets, haciendo que hubiese al mismo tiempo dos shows paralelamente y que no se pudiera ver uno sin dejar de mirar el otro. Elegir: fuegos o midjets. Nosotros, acostados en el fiat construyendo el personaje.

Acá a nadie le importa nada de nada de nadie. Se frivolizan ciertas cosas, algunas profundas. Es como todo: de doble filo. Podés hacer lo que quieras, eso también es cierto.

Si Cerati suena en el barrio Matadero

ya sé: suena distinto.

Hay zapatillas colgadas en los cables.

Igual,

me chupan la pija.

Los negros que no pueden distinguir,

discriminar,

me chupan la pija.

Día 2:

Hay una moral incluso severa y  fuerte.

Hay moral.

Una moralidad fuertísima,

propia,

original,

que por momentos parece no mantener una lógica interna,

pero ahí está.

Día 3: Hay Moral.

Cuántas cosas raras, las medias se salen solas, las caras, muchísimas, blancas, inexpresivas, todas iguales, algo nos da un poder sobre los demás, aunque nos sintamos acá angustiados, con el pecho cerrado, somos distintos, algo así.

PEGUÉ MÁS FASO

NO TENGO PLATA

NO TENGO CRÉDITO

TENGO TIEMPO

QUIERO VER GENTE NUEVA Y HABLAR MENOS

QUÉ HACÉS?

Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: