PRESAGIO DE MIERDA

El monstruo al principio fue un exceso. Fue el olor del Aqua mezclado con el ropi, que tenía un olor anestésico, también de jote, de vino con gaseosa y panga, de correr gente con bates, de sentarnos en un pasillo angosto siendo jóvenes, y de reírnos del Pitufo hasta que nos tirase un ladrillo haciendo una parábola visible en la luz amarilla, y de pensar que ese ladrillo que venía hasta donde estábamos nosotros era un cartón de vino, y de sorprendernos cuando ese ladrillo tocara el suelo y en vez de explotar en líquido se deshiciera en pedazos de tosca. Pero también fue, y por sobre todas las cosas, un monstruo diurno: esos árboles violeta que formaban como una especie de signo estático en la luz dominical de Florencio Sánchez. Y el monstruo terminó (en realidad esa forma del monstruo) con un par de muertes prematuras. El presagio de mierda también tiene que ver con dos muertes, frescas de hace poco, que conmovieron a la opinión pública local. Muertes de personas jóvenes de nuevo y que yo inevitablemente volví a relacionar con “eso”.

PRESAGIO

Anuncios
Etiquetado , , ,

2 pensamientos en “PRESAGIO DE MIERDA

  1. Anónimo dice:

    mantener en movimiento la evolucion (memoria). Utilizada por la opinion publica.

  2. […] Y el monstruo terminó (en realidad esa forma del monstruo) con un par de muertes prematuras. El presagio de mierda también tiene que ver con dos muertes, frescas de hace poco, que conmovieron a la opinión […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: