LA VUELTA DE SÁBADO BUS

Por H.A.

Debo confesar que no puedo ser objetivo al juzgar a Sábado Bus. Más allá de todo lo que podría ser mejorado, la idea de meter a un grupo de gente heterogénea en el mismo lugar durante varias horas y dejar que interactúen entre ellas no puede dejar de ser interesante, aunque más no sea como experimento científico. Recordado y festejado es el cruce de Pappo con DJ Deró en la anterior edición del programa:

 En este modelo 2011, pese a las diferencias, Sábado Bus sigue siendo lo mismo (en el buen sentido de la expresión) Un grupo de gente, en este caso ocho, se juntan a comer y a charlar con Nico en tono de reunión de amigos, mientras se intercalan videos o perfomances de los invitados. El hilo narrativo del programa lo lleva la competencia por el auto, primero mediante el azar de un bolillero y después con el ya clásico corchito, ganado en esta ocasión por Luciana Salazar.

 Como dato de color, en esta edición, el varias veces mencionado (y twitteado) por Liyo, Gerardo Rozín dejó su lugar como patiño de Repetto, para ocupar un lugar detrás de las cámaras. Por lo menos en este primer programa, el asistente de Nico fue su hermano Andrés, que reemplazó la pregunta animal de su antecesor por una situación hipotética e incómoda donde, por ejemplo, Martín Palermo demostró una vez más que no es un buen gambeteador y reconoció que no confía en Juan Román Riquelme. Volviendo a “el señor de la entrevista” (como definie Luis Novaresio a Rozín), nobleza obliga, en la semana llevó a Sebastián Basalo para que pueda explicar, disculpas mediante por el incidente con Izaguirre, cuál es su posición sobre la despenalización de la marihuana. Quise buscar el video pero no está en internet, probablemente porque las disculpas venden menos que los lanzamientos de vasos de agua.

 Nuevamente en el bus, un resumen de lo más destacable del programa:

 * Chechu Bonelli inauguró una sección de viajes por el mundo, con el fin de imponer el lanzamiento del corchito en todo el planeta. Antes de saber que le iban a cumplir su sueño de ir a Egipto, Chechu preguntó si en el lugar al que iban “había gente linda”, en el primer comentario fascista de la sección. El resumen del viaje estuvo, digamos, bastante bien salvando por el momento del corchito, donde un niño afroamericano sostiene el vaso para que jueguen. Suponemos que la decisión de que el vaso lo sostenga un negrito se debió a que era más barato que llevar utilería.

De vuelta en el piso, Nico le pregunta a Cecilia Bonelli qué le pareció la experiencia. Con una sonrisa de oreja a oreja, Cheche dice que “hay mucha pobreza pero está bueno ver otras realidades de vez en cuando”. Esperemos que la ONU siga con sus políticas actuales así la indigencia pueda seguir flasheando a Ceci todas las veces que ella quiera.

 *A la hora de comer, Nico pidió unos fideos con tuco y remarcó que hay que ser macho para hacer eso en televisión, ubicando a la palabra “macho” en el primer lugar de las más mencionadas a lo largo del programa. La permanente cosificación (según palabras de Julia Mengolini) de hombres y mujeres, puede ser, quizás, un elemento cuestionable de Sábado Bus.

*Hubo varias primicas en el programa: Palermo dijo que está intentado tener un hijo, superando el dolor de haber perdido a uno. Por su parte, Nico y Cecilia Roth confesaron haber mantenido un romance hace 25 años.

 * Luego de un video donde se mostraba a una Luciana Salazar disfrazada de Barbie hot, Litto Nebbia, como buen viejo, se quejó del ruido mientras que Alfio Basile fue el encargado de llenar el lugar “descontracturado” que antaño ocuparon Calamaro, Pappo, entre otros. Además de un interesante repaso por su vida, que incluyó sus inicios en Bella Vista, Nico invitó al Coco a desenvolver un regalo gigante en el que esperaba la muñeca Salazar detrás de un vidrio. Al verla en exposición el bahiense tiró un “eso es Amsterdam puro”.

 La gran crítica al programa, a mi gusto, es la falta de temas polémicos de actualidad más allá de los rumores de crisis de pareja de Pablo Echarri y otras boludeces. Nada se dijo del descenso de River, ni de las elecciones en general o las de Capital en particular, a desarrollarse la semana que viene. Teniendo a tantas personalidades del deporte, el arte y el modelaje en el mismo lugar, un poco de pimienta hubiera sido interesante. De todas formas, y como todos en el brindis inicial, brindo porque a Nico le vaya bien y genere momentos antológicos gracias a este experimento televisivo llamado Sabado Bus.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: