CORREA, GOLPE DE ESTADO, E INFORMACIONES CRUZADAS

 

Correa en pleno conflicto

 

Por L.V.

Es importante lo de ayer en Ecuador en términos de acontecimiento periodístico y político, en primera instancia porque nos devolvió (algo que hace la historia crónicamente) el vértigo de estar presenciando algo que nos sobrepasa a cada uno, en su propia individualidad, y que desborda por todos lados justamente eso: fuerza histórica incontenible. Sobre todo al comienzo, cuando el abanico de posibilidades en relación a los desenlaces era realmente amplio, muchas preguntas se podía hacer uno pensando en la reacción que podía generar este levantamiento policial (esta mano armada del estado que se había vuelto justamente contra el propio estado). Por un lado cómo iba a responder la otra mano, la militar, a este reclamo en primera instancia presupuestario pero que parecía esconder en su fachada algo más profundo y radical. La ausencia de una respuesta en el corto plazo (o peor aún un apoyo explícito y material) hubiese dado a los acontecimientos un carácter más serio y de compleja resolución. Cuando finalmente por la noche un grupo militar se enfrentó con los insubordinados hubo la sensación (sumada a otras reacciones favorables pensando en términos de democracia y que podrían haber sido otros ejes de profundización del conflicto) de que el intento de golpe de estado no iba a llegar finalmente a ningún lado. Los militares entrando al hospital policial, en medio de una balacera, para rescatar a su presidente electo (aún cuando pudiera no resultarles políticamente simpático) resignificó la importancia del aparato militar en la constitución de un estado democrático, así como la sublevación policial al mismo tiempo resignificó por su parte la importancia del correcto funcionamiento de estas instituciones encargadas de la dimensión coercitiva del estado. Los militares entrando al hospital a los tiros, quiero decir, y los policías resistiendo subrayaron la importancia de dos palabras en esa característica de todo estado moderno de detentar el monopolio legítimo de la fuerza: “monopolio” y “legítimo”.

Los presidentes de la UnaSur

Las otras reacciones anteriores a la intervención militar y que terminaron siendo favorables para la resolución democrática fueron (además de la masiva movilización popular antes que nada) los pronunciamientos discursivos y materiales de dos países de capital importancia a la hora de pensar el desarrollo de cualquiera de los regímenes posibles que se pudieran haber consolidado a partir de este conflicto armado: los que hicieron los presidentes de Perú, por un lado, y Colombia por el otro, países de ambigua relación con Ecuador y que inmediatamente cerraron sus fronteras geográficas, y clausuraron cualquier tipo de intercambio comercial, hasta tanto, dijeron, no se repusiera a Rafael Correa en el ejercicio de sus funciones presidenciales. En este sentido, el rechazo unánime de la Unasur, rechazo activo (a diferencia de la OEA que se limitó a emitir un comunicado) hacía pensar en una difícil resolución efectiva para un golpe de estado.

Y si bien los presidentes que conforman este grupo estaban dispuestos a viajar en conjunto hasta Quito, en plan diplomático, y teniendo en cuenta los intereses que pueden perseguir países como Estados Unidos o Inglaterra atrás de posibles golpes de estado en Latinoamérica, en tanto países representantes del capitalismo imperialista (y representantes a su vez más poderosos de organizaciones como la OEA o la ONU), uno puede preguntarse por la necesidad de que la Unasur establezca la potestad que no tiene (a diferencia de otras organizaciones mundiales de carácter global) de intervenir militarmente los países que conforman esta unión, en pos de los intereses del bloque regional. Es un tema complicado, pero ante determinado estado de la cuestión cabe aunque sea el planteamiento de la problemática y el análisis de las limitaciones y alcances de una medida conjunta  en ese sentido.

 

Correa entre gas lacrimógeno

 

Otra de las cuestiones interesantes que dejaron los acontecimientos de ayer (en el marco de la discusión por la nueva ley de medios en Argentina y también de la suya propia en Ecuador) es la cuestión informativa: lo que hicieron los canales de televisión en sus coberturas (TN titulando “Incidentes” en pleno enfrentamiento armado, la CNN dándole voz a Lucio Gutiérrez), y sobre todo lo que hicieron los medios alternativos de comunicación que pasan incluso por afuera de las legislaciones anteriormente nombradas: básicamente la red social twitter que fue, en tiempo real y por lejos, mucho más efectiva que cualquier diario digital. La televisión, incluso, en el momento del desenlace terminó siendo un complemento de la información de primera mano que cualquiera podía tener gracias a twitter. Por un lado con, por ejemplo @susanamorg, periodista ecuatoriana que estuvo todo el tiempo en las adyacencias del hospital e hizo minuto a minuto una excelente cobertura (incluyendo fotos de lo que iba pasando a través de la aplicación TwitPic), y por el otro con @paulavernimmen, médica del hospital policial, que contó también minuto a minuto lo que estaba pasando desde adentro. Digo estos nombres por nombrar algunos, y porque son los que usamos nosotros en twitter desde @revistaliyo para seguir lo que estaba pasando. Twitter, de esta forma, y en este contexto conmocionante, empieza a ser mucho más que la simple ventilación de las miserias privadas de gente anónima. Una vez liberado Correa por ejemplo, cuando ya había terminado el discurso que dio en el balcón, la sensación televisiva era que ya había pasado todo, que la calma había sido casi automáticamente repuesta, pero el enfrentamiento armado, podíamos leer en twitter, seguía: @susanamorg seguía tuitiando escondida en un baño entre los tiros y @paulavernimmen daba cuenta de explosiones y vidrios que se rompían en el interior del hospital. Con twitter el actor social está ahí, de primera mano, y el intermediario (periodístico) pareciera desaparecer al menos del primer plano. Aunque por supuesto, porque una cosa no descarta la otra, la televisión sigue estando siempre de fondo con la fuerza terrible de la imagen: Correa abriéndose el saco ante los policías diciendo “mátenme si tienen huevos”, un canciller gritando desde el balcón a la multitud “vayamos todos juntos a sacar a Correa” cuando ya estaba preso en el hospital policial y estaba declarado el “estado de excepción”, o el propio enfrentamiento armado, mientras se pudo ver, desprolijo, entre militares y policías, tuvo todo lo que de rotundo tuvo siempre y seguirá teniendo la imagen audiovisual.

Es interesante todo este proceso, en resumidas cuentas,  para pensar las posibilidades de acceso sobre todo a diferentes tipos de información, que nos dan los elementos disímiles que necesitamos para construir nuestro relato propio, original, y sobre todo para reponer la experiencia de estos acontecimientos, como decía al principio, que nos devuelven el vértigo de estar presenciando algo que nos sobrepasa en nuestra propia individualidad y en donde desborda por todos lados una fuerza histórica incontenible.

Anuncios
Etiquetado , , , ,

Un pensamiento en “CORREA, GOLPE DE ESTADO, E INFORMACIONES CRUZADAS

  1. Liyo dice:

    Documento de UNASUR: Compromiso de democracia
    de CFKArgentina, el Sábado, 27 de noviembre de 2010 a las 9:59

    Compromiso de democracia

    PROTOCOLO ADICIONAL AL TRATADO CONSTITUTIVO DE UNASUR SOBRE COMPROMISO CON LA DEMOCRACIA

    La República de Argentina, el Estado Plurinacional de Bolivia, la República Federativa del Brasil, la República de Chile, la República de Colombia, la República del Ecuador, la República Cooperativa de Guyana, la República del Paraguay, la República del Perú, República de Suriname, la República Oriental del Uruguay y la República Bolivariana de Venezuela.

    CONSIDERANDO que el Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas establece que la plena vigencia de las instituciones democráticas y el respeto irrestricto de los derechos humanos son condiciones esenciales para la construcción de un futuro común de paz y prosperidad económica y social y para el desarrollo de los procesos de integración entre los Estados Miembros.

    SUBRAYANDO la importancia de la Declaración de Buenos Aires de 1 de octubre de 2010 y de los instrumentos regionales que afirman el compromiso democrático.

    REITERANDO nuestro compromiso con la promoción, defensa y protección del orden democrático, del Estado de Derecho y sus instituciones, de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales, incluyendo la libertad de opinión y de expresión, como condiciones esenciales e indispensables para el desarrollo de su proceso de integración, y requisito esencial para su participación en la UNASUR.

    ACUERDAN:

    ARTICULO 1

    El presente Protocolo se aplicará en caso de ruptura o amenaza de ruptura del orden democrático, de una violación del orden constitucional o de cualquier situación que ponga en riesgo el legítimo ejercicio del poder y la vigencia de los valores y principios democráticos.

    ARTICULO 2

    Cuando se produzca una de las situaciones contempladas en el artículo anterior el Consejo de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno o, en su defecto, el Consejo de Ministras y Ministros de Relaciones Exteriores se reunirá –en sesión extraordinaria- convocado por la Presidencia Pro Tempore: de oficio, a solicitud del Estado afectado o a petición de otro Estado miembro de UNASUR.

    ARTICULO 3

    El Consejo de Jefas y Jefes de Estado o en su defecto el Consejo de Ministras y Ministros de Relaciones Exteriores, reunido en sesión extraordinaria considerará, de forma consensuada, la naturaleza y el alcance de las medidas a ser aplicadas, tomando en consideración las informaciones pertinentes recabadas sobre la base de lo establecido en el artículo 4º del presente Protocolo y respetando la soberanía e integridad territorial del Estado afectado.

    ARTICULO 4

    El Consejo de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno o, en su defecto, el Consejo de Ministras y Ministros de Relaciones Exteriores podrá establecer, en caso de ruptura o amenaza de ruptura del orden democrático, entre otras, las medidas que se detallan más adelante, destinadas a restablecer el proceso político institucional democrático. Dichas medidas, entrarán en vigencia en la fecha en que se adopte la respectiva decisión.

    a.- Suspensión del derecho a participar en los distintos órganos, e instancias de la UNASUR, así como del goce de los derechos y beneficios conforme al Tratado Constitutivo de UNASUR. b.- Cierre parcial o total de las fronteras terrestres, incluyendo la suspensión y/o limitación del comercio, tráfico aéreo y marítimo, comunicaciones, provisión de energía, servicios y suministros. c.-Promover la suspensión del Estado afectado en el ámbito de otras organizaciones regionales e internacionales. d.- Promover, ante terceros países y/o bloques regionales, la suspensión de los derechos y/o beneficios del Estado afectado, derivados de los acuerdos de cooperación de los que fuera parte. e. Adopción de sanciones políticas y diplomáticas adicionales.

    ARTICULO 5

    Conjuntamente con la adopción de las medidas señaladas en el artículo 4º el Consejo de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno, o en su defecto, el Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores interpondrán sus buenos oficios y realizarán gestiones diplomáticas para promover el restablecimiento de la democracia en el país afectado. Dichas acciones se llevarán a cabo en coordinación con las que se realicen en aplicación de otros instrumentos internacionales, sobre la defensa de la democracia.

    ARTICULO 6

    Cuando el gobierno constitucional de un Estado miembro considere que exista una amenaza de ruptura o alteración del orden democrático que lo afecte gravemente, podrá recurrir al Consejo de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno o al Consejo de Ministras y Ministros de Relaciones Exteriores, a través de la Presidencia Pro Tempore y/o de la Secretaría General, a fin de dar a conocer la situación y requerir acciones concretas concertadas de cooperación y el pronunciamiento de UNASUR para la defensa y preservación de su institucionalidad democrática.

    ARTICULO 7

    Las medidas a que se refiere el artículo 4º aplicadas al Estado Miembro afectado, cesarán a partir de la fecha de comunicación a tal Estado del acuerdo de los Estados que adoptaron tales medidas, una vez verificado el pleno restablecimiento del orden democrático constitucional.

    ARTICULO 8

    El presente Protocolo forma parte integrante del Tratado Constitutivo de UNASUR.

    El presente Protocolo entrará en vigor treinta días después de la fecha de recepción del noveno instrumento de su ratificación.

    Los instrumentos de ratificación serán depositados ante el Gobierno de la República del Ecuador, que comunicará la fecha de depósito a los demás Estados Miembros, así como la fecha de entrada en vigor del presente Protocolo.

    Para el Estado Miembro que ratifique el presente Protocolo luego de haber sido depositado el noveno instrumento de ratificación, el mismo entrará en vigencia treinta días después de la fecha en que tal Estado Miembro haya depositado su instrumento de ratificación.

    ARTICULO 9

    El presente Protocolo será registrado ante la Secretaría de la Organización de las Naciones Unidas.

    Suscrito en la ciudad de Georgetown, República Cooperativa de Guyana, a los veintiséis días del mes de noviembre del año dos mil diez, en originales en los idiomas español, inglés, neerlandés y portugués, siendo los cuatro igualmente auténticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: