ROCK PARA LOS DIENTES

El recital del Indio Solari en Tandil por Leopoldo Veres (para LIYO):

La sensación que tengo es que después de este recital nos quedamos más solos.

Tandil (en realidad tengo que hablar de Villa Aguirre), se vio desbordada por las 50.000 personas. Mucho barro, niebla, algo de ciudad gótica en algún momento, criaturas, una que me habló y me dio miedo, el único momento que sentí verdadero miedo pero más que nada por cierto ritmo y estructura del diálogo (de no más de seis líneas entrecortadas por silencios), que mientras pasaba me hacía sentir adentro de una película de David Lynch.

Algo capaz meritorio: si bien no sentí durante el recital una marcada euforia cocainómana, sí ya habiendo vuelto a mi ciudad y después de haber dormido seis horas, siento algo así como un bajón de pala.

Algunas cosas más allá de todo: que un policía no puede hacer nada o casi, en un recital del Indio.

La procesión en la niebla de tantas personas juntas.

Que decididamente no puedo sentirme representado por esa gente, en lo particular y en lo que de masa tienen todos juntos.

El recital como el momento de hacerme acordar que, más allá de adjetivos posibles y complejos, algunas canciones del Indio son sobre todo lindas.

El Indio tomando un vaso de Whisky en pantalla gigante.

Que lo más parecido a un momento aurático duró muy poco: el comienzo con esa introducción de misa pagana. El quiebre inmediato: la música de la guerra de las galaxias.

Que más allá de tres o cuatro puntos muy altos musicalmente faltaron algunas canciones y sobraron otras.

Puntos altos aislados: algunas guitarras, un piano, algunos ruidos, “Juguetes perdidos”.

Canciones que sobraron: “La hija del fletero”, “Un ángel para tu soledad”, “Nike es la cultura”.

Cosas que faltaron: más “Oktubre”, más “Baión”, más “Bang Bang”.

Que más allá de todo el megarecital del Indio, si lo vas a ver al Indio, termina siendo austero. Se habla poco entre tema y tema, e incluso, por lo menos esta vez, se dijo poco también. Estar ahí solamente para cazar un gesto o un exabrupto, algo que la prensa tradicional no pueda o no deba o no le interese reflejar.

Que hicimos nuestra caza y que resultó en una oración muy poco premeditada, de comentario gracioso al que está al lado para explicar un flash, algo que dijo el Indio, una oración, que en algún punto incluso me parece resume lo que fue el recital, algo alucinógeno pero de flash absurdo. Dijo refiriéndose al público: “Les están dando agua y yo pienso que hay goma”.

Eso mismo me pasaba alternativamente en la previa, cuando después de los tickets (algo animal), y antes de ir a buscar una cerveza, pusieron a uno por rastrillo. Después en algunos movimientos bruscos, incluso normales en el marco de 50.000 personas, el flash de que se estaban dando goma.

Algunas imágenes más de la vuelta que tienen cierto patetismo.

La definición de Diego en una palabra: “violento”.

Mi propia definición en dos palabras: “parcialmente nublado”.

Anuncios
Etiquetado , , ,

4 pensamientos en “ROCK PARA LOS DIENTES

  1. Gauyo dice:

    Cómo que sobraron “La hija del Fletero” y “Un ángel para tu soledad”. No estuve en la ciudad del salame y la piedra movediza para escuchar a Carlitos, pero si hubiese ido y no me tocaba estos clásicos, me iba decepcionado.
    ¿Cómo estuvo el pogo más grande el mundo? ¿Hubo mucho ‘Solo te pido que se vuelvan a juntar’? ¿Tocó queso ruso?

  2. Liyo dice:

    gauyo, sí, lo de las canciones que sobraron es algo personal
    pasa que si me daban a elegir las cambiaba por “música para pastillas”, “todo un palo”, y “nuestro amo juega al esclavo”

    el pogo el más grande del mundo, y “queso ruso” no estuvo.

    no deja de ser una fiesta descomunal la cosa

  3. Linares dice:

    Hable con Leopoldo y lo note extasiado de información, me contó lo de los tickets y me reí mucho, pero más me reí cuando me dijo:
    -Los pibes que están así de cerca del Indio, que lo ven así de grande; la verdad que se lo ganan, porque ahí tenes que pelear por tu vida, no es un pogo, es defensa propia…
    Eso es más o menos lo que me acuerdo, o lo que quise entender.
    Cuando uno la pasa muy bien y sabe que cuesta llegar a ese punto, en el momento que se acaba la terminas pasando como la mierda, lleva unas horas notarlo, pero vale la pena…

  4. chechu dice:

    este año no me perdi ni un recital del indio,no creo que sobren los temas pero si tiene que tocar todo un palo o gualicho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: